jueves, 28 de marzo de 2013

Leí: La Hermandad de la Daga Negra

No hay otra forma de hacer esto, no hay forma de que mi reseña sobre Lover at Last sea como las demás. Simplemente no. Son muchos años, muchas páginas y muchas, muchísimas emociones… 


La Hermandad de la Daga Negra llegó a mis manos en el momento justo, no sabía mucho sobre vampiros, y de los que sabía no se comparan en absoluto con los hermanos, es más, ningún vampiro de la literatura puede compararse con los hermanos, a mi muy modesto parecer. 

Cuando Wrath se cruza en tu camino, sabes que no hay escapatoria, y no harás nada al respecto para cambiar tu destino, como una lectora y devota de La Hermandad de La Daga Negra. 





Wrath llega a ti como un guerrero vengativo, temerario y agresivo, que te hará temblar las rodillas con su sola presencia, te hará ver como se niega de plano a hacerse cargo de la transición de la hija mestiza de su hermano Darius, aka D, y aunque eso te haga pensar que es un hijo de puta por no querer hacerlo, la inmediata muerte de Darius cambia todo, Wrath te deja ver el dolor por la pérdida de su hermano y su compromiso para con él, pues va en busca de Beth, y entonces es su mundo el que da el vuelco, pues esta mestiza conquista no solo su cuerpo, sino su corazón. 

Después del Rey, es imposible no caer rendida ante los encantos y la boca sin filtro de Rhage, que además de ser hermoso es el más temido guerrero por la bestia que lo posee cuando sale de sus casillas, bestia que progresivamente vemos domesticada gracias a la aparición de Mary Luce, una humana que llega al complejo para hacer de traductura de Jhon Mathews un pretrans que se cruza en el camino de una civil, Bella, que dará mucho de qué hablar. Y aquí, recorremos con Rhage un triste camino, pues su humana está enferma y la muerte gana terreno, pero la Virgen Escriba, la deidad suprema de los vampiros, demuestra una vez más que todo radica en el equilibrio, y pactando con Rhage, salva a Mary Luce de la muerte condenándolo a vivir con su bestia hasta el final de los días, y aunque todo pinta que Rhage y Mary no podrán estar juntos de nuevo, la historia te sorprende y lo hace posible. 

Así, llega el turno de Zsadist, el Hermano más oscuro. Nacido del guerrero de la Daga Negra: Aghony y hermano gemelo de Phury, es arrebatado de su familia cuando era un bebé y vendido como esclavo, pero tras su transición todo se pone peor, pues una sádica lo convierte en su esclavo de sangre y abusa de él, rompiéndolo emocionalmente y sumiéndolo en una total oscuridad. De la cual no puede salir aunque sea rescatado por su gemelo, Phury, pues sólo Bella puede sacarlo, sí, Bella, la civil que lleva a JM al complejo es secuestrada en libro de Rhage y Z se vuelve loco, y se obsesiona por rescatarla, pues en los breves 2 encuentros que habían tenido saltan chispas entre ellos, y aunque no esperes de Z algún tipo de emoción, su dedicación en cuerpo y alma a rescatar a Bella te hace replantearte todo. Con Z, la senda es triste, conmovedora y dolorosa, y cuesta mucho ver la luz al final del túnel, Z está destrozado, no roto. Es cierto, pero el amor de Bella si no lo cura del todo, efectivamente lo despierta, y puedes hacerte una idea de cuan hermoso, amoroso y tierno es este feroz guerrero de cuerpo vejado pero alma superviviente. Y para mí, como con Phury, todos los caminos conducen a Zsadist. 

Butch O’Neal, el poli entra a la Hermandad debido a su amistad con Beth, y por esas cosas del destino cofcofVcofcof termina estando dentro de la Hermandad sin ser un hermano, el mismo comienza a considerarse la mascota humana de la banda de vampiros y eso lo altera, entonces vemos a Butch sintiendo que no pertenece a nada ni a nadie, pero él quiere hacerlo, él quiere pertenecer a Marissa, a términos prácticos la ex de Wrath, a la par de que su amistad con el hermano V se hace cada vez más fuerte. Butch es secuestrado por los enemigos de la raza y dentro de él asecha el mal del Omega, entonces V es el único que puede salvarlo y curarlo, y la historia por la que pasamos con Butch es la búsqueda de su identidad, nada es casualidad, pues Butch resulta ser pariente de Wrath, y es así como puede hacer la transición, en una asombrosa secuencia de hechos que te hace ver de primera mano como Butch da el salto, pero Ward tiene la asombrosa capacidad de buscarle la quinta pata al gato, y no es hasta después de que Bucth se convierte en un hermano que finalmente encuentra su felicidad junto a Marissa. 

Cuando llegó el turno de V, estaba feliz porque para mí, V es el hermano que siempre quise tener, y además estaba totalmente curiosa por saber cómo iba a superar ese extraño sentimiento que tenía por Butch, con V la historia es una HDP, pues descubre que es hijo de la Virgen Escriba y la pregunta es: ¿Si eres el hijo de la madre de la raza como es que tuviste una vida de mierda? Y la respuesta es simple: La Virgen Escriba es una perra. Vishous fue criado por su padre, el guerrero Bloodletter, el sanguinario sin compasión o amor por su único hijo, que humilla, lastima, hiere física y emocionalmente a V, de todas las formas posibles. Tras liberarse del campamento V termina siendo un hermano, y sus gustos sexuales son todo un tema entre ellos, pero es hasta que V es herido en el campo que la cosa se pone buena, es “rescatado” por los humanos, termina en la mesa de operaciones de la Dra. Jane, quien lo opera pese a verse sorprendida por las 6 cavidades del corazón de su paciente. Los hermanos se ven obligados a irrumpir en el hospital y salvar a V antes de que amanezca, y como si eso no fuese ya bastante grave, cuando están a punto de lograr su cometido, V dice las últimas palabras que quieres escuchar, algo como: Ella viene con nosotros. Y así Jane se ve secuestrada por la banda de vampiros y en su imaginación anda en uniforme de porrista promoviendo el síndrome de Estocolmo, ah, pero eso no es todo, V como hijo de la Virgen Escriba debe tomar su papel de Primale, o sea el Gran Padre de la raza que debe procrear con las Elegidas, pero por obra de esas maravillas del destino, V se ve libre de esta posición, puedes oler y sentir el final feliz, lo tocas con la punta de los dedos y viene el golpe mortal, literalmente, Jane es asesinada ante los ojos de V, y todo se derrumba, el dolor de V es lacerante y rompe el corazón, y cuando todo parece perdido, la Virgen Escriba por fin se comporta como madre y le devuelve su hembra a su hijo, sacrificando lo que más ama, sus pájaros, esta es fecha en la que cada vez que leo a V sigo llorando como la primera vez cuando V deja libre al pajarito en el árbol de la Virgen Escriba. V, su historia, toda es conmovedora. 

“Soy el Primale y como tal gobernaré” Phury, un héroe hecho y derecho, pero él no la tiene fácil, tuvo que vivir bajo la sombra de su gemelo, Z, cuando fue raptado como el recuerdo vivo de lo que ya su familia no tenía, después de sacrificarse durante años para buscarlo y rescatarlo se encontró con un desconocido, que estaba destrozado por las cosas horribles que tuvo que pasar, además en un momento de locura temporal él se ofrece a sustituir a V como Primale para que su hermano pueda estar con Doc Jane, y por si fuera poco, Phury tiene un intenso enamoramiento con Bella, la que para su historia es la shellan embarazada de su gemelo, un comienzo bastante tenso ¿No? ¡NO. HAY MÁS! El pobre bastardo tiene que lidiar con un HDP Hechicero que cada día lo hunde más en la adicción por el humo rojo, adicción que lo hace perder, entre otras cosas, su puesto como hermano, la historia de Phury es terriblemente dolorosa, es sobre el querer y no poder tener, ver todo desde el otro lado de la vidriera, y sin embargo, la elegida: Cormia, está allí, justo al lado, la elegida que quiere ser mucho más que parte de un todo, y pasamos con Phury muchas cosas, su apertura a la sexualidad plena, y su lucha interna con la moralidad, el cumplimiento de su palabra y su pelea contra el Hechicero, pero con toda honestidad, lo que me conmocionó y conquistó de este libro fue la historia de Qhuinn y Blay, y por ellos va todo esto. 

Sin embargo, la historia que sigue es la del Reverendo y Ehlena, un gánster y una enfermera, Revh es temible, y no es un vampiro ordinario sino que también es un symphath, y además ahora es el líder de la glymera, la historia de Revh y Elhena es sobre redención, como Revh quiere ser diferente de lo que es y hacer cosas diferentes a las cosas que tiene que hacer, como estar cada primer martes del mes con la perra de la reina de los symphaths, su media hermana, entre tanto él conquista a Ehlena, pero llegados al clímax  la reina le suelta todo a la amada enfermera de Revh, y aunque ella no lo cree al primer momento, Revh se lo confirma de la peor manera llevándola a uno de los clubes de los que es dueño y donde hace el trabajo sucio, y después de eso, se va a la colonia de symphaths para proteger a Xhex, que también es symphath, entonces, cuando Elhena descubre que Revh no está muerto, ya que lo alimentó, llega a Xhex y decide ir a buscarlo, porque lo cierto es que lo ama, y el amor todo lo puede. Revh y Ehlena logran estar juntos, pero pagan un precio, Xhex es secuestrada por Lash el hijo del mismísimo Omega. 

Y de esta forma llega la historia de JM y Xhex, honestamente nunca he podido enfocarme el 100% en ellos porque aquí hay interesante interacción Qhuinn/Blay y el aditivo que nunca quise: Saxton, el primo de Qhuinn quien con su “gaydar” coquetea con Blay directamente y allí empiezan las pesadillas de mi adorable Q, entre que es el “guardaespaldas” personal de JM y tiene que ir con él a recuperar a Xhex, pero también debe lidiar con la nueva relación que Blay establece con Saxton, al final, tras muchos tropiezos emocionales Xhex y Jhon se emparejan, y el destino le devuelve a Xhex a su madre: N’One. 

De pronto es el turno de, Payne y Manny Manello, el ex jefe de Doc Jane, he leído el libro de Payne dos veces y lo único que registro es a Qhuinn pasándola muy mal, y haciéndolo con un pelirrojo por su parecido con Blay, ¿Hay algo más que deba decir? Qhuay está tan cerca que casi puede tocarse… 



Pero todavía hay que pasar por la historia de Tohrment, la tristeza que acarrea este macho desde que pierde a su shellan, Wellsie (En el libro de Z) es dolorosa de ver, pero el destino le tiene preparada otra oportunidad que él no puede, o no quiere, ver ni aceptar, es por eso que Lassiter, el ángel caído, tiene que darle casi de a patadas para que se dé cuenta de que N’One está en el complejo por algo, y que para poder seguir adelante debe dejar ir a Wellsie para que pueda ir, junto a su hijo nonato al Fade, para mi sorpresa esta historia me conmovió mucho por Lassiter, las veces que salvó a Tohr y el sacrificio final para que Tohr empiece a encontrar su paz con N’One, pero lo más trascendental de este libro es, cuando Qhuinn piensa: Our future has come. 



Ward, tiene la gracia y el talento de hacerte caer rendida a los pies de los hermanos al menos una vez con cada uno, te hace amarlos a ellos, odiar a los restrictores, desear secretamente ser aunque sea por un día alguna shellan. Ward hizo sus propias reglas, un universo perfectamente creado en las calles de Cadwell, mostró a hermanos hechos y derechos, pero agresivos hasta lo inverosímil, conocer el amor y tener una especie de paz y nueva visón de la vida, llorar sus penas y sonreír con sus alegrías, sortear sus obstáculos y acompañarlos a las metas, estar en las risas y en las lágrimas, WARDen me regaló horas y horas de fascinante lectura, y lo seguirá haciendo porque es mi ley de vida, una vez cada tanto tomar al rey y empezar de nuevo… 

Lover at last… at last. (27/03/13) 

Cuando el libro de Phury llegó, recuerdo haber hecho una entrada en mi desaparecido Fotolog para cada libro antes de Phury, porque como seguidora fiel y obsesiva de la Hermandad, el final feliz de Phury era, para mí, el final de la Saga, no me importaba JM, y aún no me importa, no me importaban lo lessers, y aún no lo hacen, y entonces, cuando estaba lista para dejar a los hermanos, Amante Consagrado, cambió todas mis perspectivas de acuerdo a los hechos que ocurrieron tras el incidente entre JM, Qhuinn y Lash, y no me refiero a que Qhuinn le abrió la garganta al HDP de su primo, sino al momento exacto en el que sabes que el orden de las cosas ha cambiado: 

Qhuinn tomó aliento y lo dejó escapar con dificultad. 

—No quiero que sepas adónde voy. No quiero volver a verte. 

—No puedes estar hablando en serio. 

—Sé... —Qhuinn se aclaró la garganta y se obligó a continuar—. Sé cómo me miras. Te he visto observándome... ¿como cuando estaba con esa chica en el vestidor en A & F? No estabas mirándola a ella, me estabas mirando a mí, y es porque me deseas, ¿verdad? —Blay dio un paso tambaleante hacia atrás, y, como si estuvieran enzarzados en una pelea a puñetazos, Qhuinn golpeó más fuerte—. Ya hace tiempo que me deseas, y crees que no lo he notado. Bueno, pues sí. Así que no me sigas. Esta mierda entre nosotros se acaba aquí, esta noche. 

Y como si esto no fuese totalmente sorprendente, poco después viene esto: 

John golpeó el suelo con el pie. 

Se nos está acabando el tiempo. ¿Hola? ¿Pedazos de estúpido? 

—Perdón —le murmuró Qhuinn a Blay—. Por lo que dije en el túnel. 

—¿Se lo contaste a John? 

—No. 

Blay dejó caer su abrigo en la bolsa de Prada y miró a John. 

—Él cree que le amo. Refiriéndose... refiriéndose a que estoy enamorado de él. 

La boca de John se abrió lentamente de forma involuntaria. 

Blay estalló en carcajadas y se detuvo repentinamente, como si se le hubiera cerrado la garganta. 
—Sí. Imagínate. Yo enamorado de Qhuinn... Un tipo que, cuándo no está de malhumor, es un golfo y se cree un listillo. Sin embargo, ¿quieres saber qué es lo más jodido de todo? 
Qhuinn se tensó mientras John asentía. 
Blay bajó la mirada hacia su bolsa. 
—Está en lo cierto. 


Y luego: ¡BAM! 


—¿Ves? No soy ningún Príncipe Encantado. 

Qhuinn podría jurar que Blay susurró, “Sí, lo eres”, pero no estaba seguro. 

Ambos se apartaron, se miraron a los ojos… y algo cambió. En el silencio del centro de entrenamiento, en la vasta intimidad del momento, algo cambió. 

—Sólo una vez —dijo Blay suavemente—. Hazlo sólo una vez. Así sabré que se siente. 

Qhuinn sacudir la cabeza. 

—No… no creo que… 

—Sí. 

Después de un momento, Qhuinn deslizó ambas manos por el grueso cuello de Blay y tomó la fornida mandíbula del macho entre sus palmas. 

—¿Estás seguro? 
Cuando Blay asintió, Qhuinn inclinó la cabeza de su amigo hacia atrás y a un lado y la sostuvo en el lugar mientras acortaba la distancia lentamente. Un momento antes de que sus bocas se tocaran, las pestañas de Blay temblaron y luego se cerraron, su cuerpo tembló y… 
Oh, era tan dulce. Los labios de Blay eran increíblemente dulces y suaves. 
Probablemente no se suponía que la lengua fuera parte de aquello, pero no hubo forma de evitarlo. Qhuinn lo lamió y luego hundió profundamente la lengua en el interior de su boca, mientras deslizaba los brazos alrededor de Blay y lo abrazaba con fuerza. Cuando finalmente levantó la cabeza, la expresión de los ojos de Blay le indicó que estaba dispuesto a dejar que pasara cualquiera cosa entre ellos. Permitiría que todo pasara. 
Podían tomar esa chispa que había nacido entre ellos y continuar todo el camino a casa hasta que ambos estuvieran desnudos y Qhuinn estuviera haciéndole a su amigo lo que mejor sabía hacer. 
Pero después de eso las cosas nunca volverían a ser iguales, y eso fue lo que lo detuvo, a pesar del hecho de que repentinamente deseaba exactamente lo mismo que deseaba Blay. 
—Eres demasiado importante para mí —dijo con voz ronca—. Eres demasiado bueno para el tipo de sexo que suelo tener. 
Los ojos de Blay se demoraron sobre la boca de Qhuinn. 
—En este momento, podría estar totalmente en desacuerdo con eso. 
Cuando Qhuinn soltó al chico y dio un paso atrás, comprendió que era la primera y única vez en su vida, que rechazaba a alguien. 
—No, tengo razón. Tengo la jodida razón en esto. 


Sí, definitivamente las cosas cambian, y no fui ajena a este cambio, a partir de este momento, leí, respiré y esperé cada libro de la hermandad por estos chicos, porque ¿Cómo podría no hacerlo?, ¿Cómo no podía estar desesperada porque Qhuinn encontrara su hogar en Blay? ¿Cómo? 

Y tras 5 libros, donde te daban a cuenta gotas avances y retrocesos entre QHUAY, llegó la hora de Lover at last. 

Cuando empieza el libro, con el recuerdo de Qhuinn, la noche en que su hermano pasó la transición y fue premiado con el anillo, y él fue excluido, yo sabía que esto iba a ser un valle de lágrimas, y así lo fue. 

No voy a hablar de Assail, Sola Monte, El Señor C. o las sombras porque no me importan, y con esto no digo que sus historias no sean interesantes, pero lo que me mantuvo con la Hermandad, amarrada con 7 nudos fueron Qhuinn y Blay. 

Empezamos con Saxton, en la ducha, entonces ¡Hey, ya que estás tomando una ducha, hazle un favor a la humanidad y AHOGATE, cabrón! Esos son mis sentimientos para con Saxton, cuando en el capítulo 13 él termina con Blay… no le creo que esté enamorado, Saxton es una puta, la relación de Saxton y Blay la comprendo, es el típico: un clavo saca a otro clavo, desde el punto de vista de Blay, pero lo cierto es que Blay nunca dejó de amar a Qhuinn, y el fin de Blayxton estaba escrito desde el mismísimo comienzo. 

Ward sabe lo que hace, todos los conflictos que se dan entre las parejas a lo largo de todo la saga es por la comunicación incorrecta, es como: yo te dije, tú me dijiste, pero al final ambos entendimos cosas totalmente diferentes, y los malentendidos son la sazón de la vida. 

Y entre malentendido y malentendido, viene esto: 


This was a historic moment, and well he knew it. Butch’s induction had been legal because of the blood tie the male had with royalty. Qhuinn was a different story. No royal blood. No Chosen or Brotherhood blood, although he technically was an aristocrat. 

No family. 

On the other hand, that kid had proven himself again and again on the field, living up to astandard that, as far as the Old Laws currently stated, was reserved only for those of specific lineages—and that was bullshit. It wasn’t that Wrath didn’t appreciate the Scribe Virgin’s breeding plan. The prescribed matings between the strongest males and the smartest females had in fact produced extraordinary results when it came to fighters. 

But it had also resulted in defects like his blindness. And it restricted merit-based promotions. 

Bottom line, this recasting of the laws concerning who could and could not be in the 

Brotherhood was not only appropriate in terms of the kind of society he wanted to create—it was a matter of survival. The more fighters the better. 

Plus, Qhuinn had truly earned the honor. 

“So be it,” Wrath murmured. “Eight’s a good number. A lucky number.” 

That low growl of agreement rippled through the air once again, the sound one of complete and utter solidarity. 
This was the future, Wrath thought as he smiled and bared his fangs. And it was right. 

Nadie, más que Qhuinn merecía ser un Hermano. 

Luego está Blay saliendo del closet con su madre, fue conmovedor y doloroso: 

“I love you. You are my heart beating outside of my chest. I don’t care who you are mated to, or whether they have blond hair or black hair, blue or green eyes, male or female parts—as long as you are happy, that’s all I worry about. I want for you what you want for yourself. I love you, Blaylock—I love you.” 

He mopped his face again. “You are the best mother on the planet, you know that.” 

“So when are you coming home to see me. I want to cook for you.” 

Y volviendo a los negocios, Qhuinn no sabe que Saxton y Blay terminaron, y Blay no aclara el asunto, entonces cuando Saxton llega con olor de haber tenido sexo con alguien que no es Blay, Qhuinn casi mata al tipo por defender el honor de su amado amigo, lo que lo hace, en muchos aspectos defender su posición de héroe, porque aunque para entonces Qhuinn sabe que está enamorado de Blay, es esa clase de amor en la que dices: Su felicidad primero, y aunque esto parece ser la guinda del pastel, no lo es: 

As Rhage’s voice registered in Qhuinn’s ear, it was clear the Brother was checking to see if the drama was well and truly over. Not necessary. The instant Blay had told him to cut the crap, Qhuinn’s body had obeyed, sure as if the guy held the remote to his TV. 

No sé qué tan mal suene esto, y no es mi intención que suene mal, pero siempre he sentido que: Blay es la shellan de Qhuinn, Blay es la torre de control de Q, y es hermoso y perfecto. 

Siempre, siempre he pensado que no hay nadie como Ward para mantener la tensión sexual al filo de la navaja, y a su vez lo hace de forma tan conmovedora (Sin dejar de lado el lenguaje de camionero que tanto amo en la Hermandad): 

“Fuck my cousin, it’s got nothing to do with him for me. If you were alone, I’d still be right on this carpet, on my knees, wanting to be with you. If you were mated to a female, if you were dating someone all casual and shit, if you were in a million different places in life…I’d still be right here. 

Begging you for something, anything—one time, if that’s all you’ve got.” 

Y entonces, finalmente Qhuinn y Blay están juntos, y me pregunto: ¿Cómo hace esta señora para escribirlo todo perfecto? Lo confieso, estaba aterrorizada porque con Qhuay, yo, como lectora iba a saltar una barrera que siempre vi muy lejos, no sólo el de la relación de amor homosexual, sino que aquí iba a saltar a leer sobre sexo gay, no soy homofóbica, en absoluto, pero tenía miedo de no poder manejar esta situación, pero entonces Ward, te da una patada en el culo, diciéndote: Nunca dudes de mi, HDP. 

Pero que estuvieran juntos no significa que ahora serían una pareja, no, ellos sólo tienen sexo, y Blay termina diciendo algo como: “No me toques así otra vez”, y entonces entré en crisis, y lloré por horas, porque estos dos sufren demasiado. 

El embarazo de Layla es otro tema, que complica todo, lo interesante de esto: Phury defendiendo a su elegida, ¡Qué sexy le queda el Primale!, pero no me gustó presionando a Qhuinn para que se emparejara con Layla, no conoce a su elegida, que casi obligó a Qhuinn a que la sirviera en su necesidad, y por eso la odio, aunque realmente siempre he odiado Layla, cuestión de piel, tal vez… 

Por otro lado, entiendo que Qhuinn se negara de plano a emparejarse con Layla, pero en cierta forma no quedaba muy bien parado. Igual lo amo y es mi héroe. 

De Havers ni hablar, es un cobarde, snob de mierda… Una total pérdida de aire. 

Pero entonces hay más sexo Qhuay y sube la temperatura, como aquí: 

At this point, he was going to come into his friend’s stomach, for godsakes— 

¡Para agarrar palco mi gente! 

Con tu corazón aún latiendo, llega el momento en el que Qhuinn te hace sentir orgullosa por quererlo, y finalmente tiene el honor que merece: 

Then Wrath continued, his aristocratic inflection of the Old Language backed up by a warrior’s strength. “On the basis of the testimony of the assembled members of the Black Dagger Brotherhood, and upon the proposals by Zsadist and Phury, sons of the Black Dagger warrior Ahgony; Tohrment, the son of the Black Dagger warrior Hharm; Butch O’Neal, blooded relation of mine own line; Rhage, the son of the Black Dagger warrior Tohrture; Vishous, son of the Black Dagger warrior known as the Bloodletter; and mine own as Wrath, son of Wrath, we find this male before us, Qhuinn, son of no one, an appropriate nomination unto the Black Dagger Brotherhood. 

As it is within my power and discretion to do so, and as it is suitable for the protection of the race, and further, as the laws have been reconstructed to provide that this is right and proper, I have waived all requirements of lineage. We may now begin. Turn him. Unveil him.” 

Qhuinn fue propuesto por todos los Hermanos, y no merecía menos, porque es el que entra primero al edificio en llamas, es quien se arriesga por salvar la vida de un hermano aunque tenga que volar un aeroplano, es quien se atraviesa entre el Rey y su atacante, es quien le corta la garganta a su primo para salvar el honor de un amigo… 

Es quien, pese a ser repudiado por quienes tuvieron que protegerlo y amarlo incondicionalmente, todavía conserva la capacidad de amar y la esperanza de ser amado. Y siendo un Hermano, él tiene parte de eso. 

Acercándonos al final, justo en el punto en que veía como me iba acercando a las últimas páginas, y me decía: “No quiero que termine, no quiero que termine”, viene la gran confrontación: Blay vs Qhuinn, fue asombroso, como Blay explota, tras tanto tiempo siendo herido por Qhuinn, porque no voy a negar que Q la cagó más veces de las políticamente correctas, y lo abofetea moralmente, porque Qhuinn no acepta su homosexualidad, y lo comprendo, la vida en la glymera es una mierda basada en reglas de mierda que sólo crea a gente de mierda, y para muestra está Luchas, el hermano de Qhuinn, sí, el que creíamos muerto, el mismo que estuvo en la Guardia de Honor que casi lo mata, el mismo con el que siempre fue comparado, el mismo por el que sus padres nunca ocultaron su favoritismo, es un pobre diablo que estuvo criado bajo las reglas de la glymera y lo hicieron un pobre diablo incapaz de saber defenderse y defender quien era. Entonces volviendo a Qhuinn, antes de criticarlo, hay que ponerse en sus zapatos y lidiar con toda la mierda que le ha tocado vivir a su muy corta edad. 

Sin embargo, la última página se va acercando y llega, FINALMENTE, el momento de la revelación. Qhuinn acepta quien es, en el momento justo en que Blay lo encuentra, y entonces sólo queda respirar aliviado y decir: Amantes por fin… ¡POR FIN! 

¿Recuerdan el comentario que hice anteriormente donde digo, con todo respeto, que siempre vi a Blay en el papel de “shellan”? Bueno, sólo échenle un vistazo a esto: 

Qhuinn’s mouth dropped open. As his ears began to hum, he wondered if he had heard that right. 

He leaned in closer. “I’m sorry, what did you—” 

“Hey, baby,” a female voice cut in. 

On the right side of him, a woman with enough cleavage to fill a pair of salad bowls pressed into his body. “How would you like a partner in crime—” 

“Back off,” Blay barked. “He’s with me.” 

Abruptly, Qhuinn’s spine straightened: It was amply clear from the cold blue fire spitting out of Blay’s eyes that the guy was prepared to tear the throat of that woman wide-open if she didn’t disappear quick. 

And that was… 

Awesome. 

“Okay, okay.” She put her hands up in submission. “I didn’t know that you were together.” 
“We are,” Blay hissed 

Todo vuelve a su sitio, la paz mundial es alcanzada y valió la pena esperar: Love, after all, was universal. 

El epilogo, me hizo llorar de principio a fin, sobre todo el fin: 

On that note, they held each other close, started moving together in perfect harmony… 

…and lived happily ever after. 


Sé que es otra canción la que suena acá, pero de pronto cuando Q pide la música en mi cabeza sonó la canción The greatest story ever told de Oliver James. 

Thank you for this moment 
I've gotta say how beautiful you are 
Of all the hopes and dreams I could've prayed for 
Here you are 
If I could have one dance forever 
I would take you by the hand 
Tonight it's you and I together 
I'm so glad I'm your man 
And if I lived a thousand years 
You know I never could explain 
The way I lost my heart to you that day 
But if destiny decided I should look the other way 
Then the world would never know 
The greatest story ever told 
And did I tell you that I love you tonight? 
I don't hear the music 
When I'm lookin' in your eyes 
But I feel the rhythm of your body 
Close to mine 
It's the way we touch that sends me 
It's the way we'll always be 
Your kiss, your pretty smile, you know I'd die for 
Oh baby, you're all I need 
And if I lived a thousand years 
You know I never could explain 
The way I lost my heart to you that day 
But if destiny decided I should look the other way 
Then the world would never know 
The greatest story ever told 
And did I tell you that I love you? 
Just how much I really need you? 
And did I tell you that I love you? 
Just how much I really need you? 
Did I tell you that I love you tonight? 





No sé que esperaba la gente en general de LaL, pero para mí todo sobre Q y B fue perfecto, después de 10 libros, tienes que conocer a tu autora, y saber o al menos intuir por cuales sendas va a llevarte, tu sólo tienes que tomar su mano y seguirla, y al final todo habrá valido la pena, y Qhuinn y Blay cierran el ciclo de estos hermosos, valientes y sacrificados guerreros –Hermanos o no-, que encuentran su Oasis, su paz interior sólo en el amor, en el amor Universal. 

Gracias Ward… The future is right here. 

¡Larga vida al rey! 

¡Larga vida a Qhuay! 

¡Larga vida a los guerreros! 

¡Larga vida a la Hermandad! 

¡Larga vida a J.R Ward por hacerlo posible, pero sobre todo Gracias, muchas gracias! 

Casi lo olvido:



Nos vemos hasta que nos veamos 
XOXO

4 comentarios:

Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo) dijo...

Wowwwwwwwwwwwwwww que entrada, que pasión, de verdad como que te gustó XDDDDD increible reseña, ojala Ward pudiera verla. Yo aún no me lo he leído y no entiendo ni una pipa de inglés, así que aún mantengo la intriga XD Que buena hiper reseña, me encanto...

Daphne Ars dijo...

¡Muchas gracias por pasarte, Jonaira! Y sí, lo asumo, esto me sobrepasa para mí QHUAY fue una completa obsesión, y cuando finalmente llegaron, su reseña tenía que estar a la altura de las circunstancias: ¡14 páginas de word! (Y me faltaron un millón de cosas por decir)

Espero que pronto puedas leerlo, porque fue un viaje maravilloso =)

Abrazos.

vampiresa dijo...

Sedienta!!!!

Unos libros exquisitos, espectaculares y tentadores aparte de emocionantes. Ahora me estoy leyendo Amante Renacido y es muy especial y emotivo aparte de que de vez en cuando te hechas unas risas con las frases de Rhage y algunos comentarios, son excepcionales. Recomendables

Mordiskos Sangrientos

Daphne Ars dijo...

Totalmente de acuerdo.

Abrazos, gracias por comentar =)

Publicar un comentario

Gracias por comentar =)